martes, 8 de febrero de 2011

LO QUE PIENSA UN ESPAÑOL CUALQUIERA

Os confesaré que mi nave además de viajar en el tiempo es capaz, ya pertenezcan al presente o al pasado, de leer la mente gracias a un aparato llamado ladrón de mentes.
En este caso, orbitando el presente, he dirigido la antena hacia un ciudadano español cualquiera, que pasaba justo por debajo de mi nave.

Hemos gastado mucho tiempo hablando de lo malos que son los políticos, que no nos representan, que no nos hacen caso, que además son todos unos corruptos que llegan ahí arriba para chupar del bote y mangonear a zarpas llenas. Que si los funcionarios son todos unos panzudos lectores del Marca. Que si mira mengano lo que decía cuando estaba abajo con nosotros y lo que proclama ahora que tiene responsabilidades. Sin ir más lejos, el vecino que bramaba por una plaza de aparcamiento que estaban buitreando otros (donde vivo, hay una plaza por piso para quien lo pide, y no puedes tener dos, y sin embargo hay mucha gente que tiene dos plazas) y la tiene ahora, y encima el desgraciado no la paga. Sí, hoy toca hablar de esto, aprovechando que no tengo las manos heladas ni una parienta pidiendo que deje el parato en paz y haga la casa.
Con la misma parienta el otro día hablé un poco de ello y acabamos con la misma conclusión: no sólo nuestros padres sino también nuestros abuelos vienen hablando de lo mismo desde tiempos inmemoriales, y en los libros de historia y literatura podemos leer capítulos de trinque, mangoneo, grandes jetas y chanchullos similares. Por ejemplo, "La Vida del Buscón llamado Don Pablos" de Quevedo ya registra estas conductas, al igual que aquella fabulosa serie llamada "El Pícaro" con Fernando Fernán-Gómez...
Todo tiene un hilo conductor. A lo largo de la historia, en la Piel de Toro se ha desarrollado una conducta que traspasa barreras culturales, geográficas, ideológicas y las que se presenten. Ya no es cuestión de educación o de cultura, es como si tuviésemos un gen especial. Más activo en unos que en otros, porque hay quien se resiste a estas tentaciones y hay quien acaba picando pues poderoso caballero es Don Dinero. En todos nosotros siempre bulle el interior cuando vemos cómo se llevan a manos llenas nuestro dinero una panda de malnacidos trincones que con un teléfono, contactos, un rostro de cemento y saber moverse dejan nuestras tierras como nos las estamos encontrando. Paso de dar ejemplos porque todos sabemos cuáles son y han sido. Lo malo, es que esto que bulle en nuestro interior muchas veces tiene la forma de envidia: el decir 'mira este ioputa... qué envidia, ojalá enganchase yo un chollo de estos'. O eso de decirle a la niña (o al niño) 'júntante con el hijo (o la hija) del cacique del pueblo, a ver si te puede colocar y pegas un pelotazo que te asegure no tener que dar chapa en tu vida, mira cómo pringa tu hermano/a con una carrera'. No nos engañemos, todos hemos deseado al menos una vez pegar un pelotazo similar y mandar al mamaero aquello que creemos que se debe hacer, aunque luego juremos hacer justicia (ya, habría que verlo).
Este gen del trinque afecta hasta la visión. Si dejamos que predomine, modificará la percepción que tenemos de ciertos fenómenos, y en lugar de desear que la justicia caiga sobre ellos y les hagan arar la tierra en lo que queda de vida en lugar de bueyes, visto cómo obra esta institución lo único que vemos es un modelo a imitar. Fíjense el timo de la estampita, cómo ha evolucionado hasta nuestros días con lo del caso Forum-Afinsa. Lo normal sería pensar 'te metiste en esto para no declarar a Hacienda y ahora quieres que el Gobierno te salve el culo, ¿no? Pues ajo, agua y resina' (bueno... es mi punto de vista, y expresado en un grado suave), pero como he dicho, no es ni más ni menos que el timo de la estampita en plan S. XXI. Unos pollos vieron la ecuación: sellos + estafa piramidal = hincharse de pasta, así que para qué enredar con ahorros, trabajo y sacrificio. Pelotazo, al fin y al cabo estamos en el país del fúmbol total. Si hay que currar, en los barrios están los chinos.
Todos pensamos que nuestro dinero que pagamos a Hacienda se hace con las mejores intenciones y realmente mucho se ve. Pero nos quedamos con lo que se trinca. Al igual que con lo del fumarro y los bares, los casos son marginales, pero es lo que nos queda en la retina. Llama más la atención y vende más en las noticias que salga el Teniente de Alcalde de Villatripas de Arriba esposado camino del Juzgado (donde cantará que el Alcalde ha trincado n veces más que él) porque se ha llevado la partida destinada a asfaltar la mitad de las calles más el presupuesto del colegio más la paga de la banda municipal. Y poco se tiene en cuenta lo que ha favorecido el que haya autovía cerca y se haya reasfaltado el camino a Villatripas (si acaso, siempre pensamos cuánto habrán trincado los encargados de la obra). Los que trabajamos en sistemas lo entendemos pronto: como todo va bien, no se nos dice nada; pero si algo se para y lo notan, te envían a la Vental Nabo. No importa si llevas desde la tarde anterior dejándote el cuerno que te queda desde la anterior; se espera que todo vaya bien y no se conciben las anomalías, aunque sean marginales.
Vemos la paja en el ojo ajeno. Todos los políticos son corruptos, aunque sea un porcentaje pequeño. ¿Para qué escuernarse si nos van a tangar? Hay que acercarse a ellos para que nos den un cargo, eso es todo. Procuremos, eso sí, no acabar como el muerto de hambre del Concejal aquél que detesta esos temas y que ve bonito lo de tener el pueblo limpio; ¿para qué tener el pueblo limpio si puedes dar más trabajo con una planta cementera?
Podemos pensar que no somos europeos porque esto no se da en otros países; craso error. Si miramos un poco a nuestro alrededor, nos daremos cuenta que hay países en igual o peor situación que el nuestro. Portugal, países del Magreb, Israel, Turquía, y sobre todo Grecia e Italia no creo que estén mucho mejor que nosotros, ¿no? Y tampoco vayamos muy lejos a buscar ejemplos positivos, porque en todos lados cuecen habas, e incluso dentro de la Piel de Toro abundan ejemplos positivos. No bramemos aún. Es como si fuese la latitud o el Mar Mediterráneo, algo debe tener que vicia a quien lo respira...
Uno piensa que con educación y tomando ejemplo de quien hace lo correcto esto se arregla, pero es que ni estando en la UE nos hemos corregido (ni empeorado ni mejorado, el gen está ahí). Dudo que gente que viene de otras tierras nos corrija, sobre todo los chinos que son mi mayor esperanza: aunque son como nuestros emigrantes padres en el sentido de que trabajan sin parar por cuatro chavos para sacar adelante su familia con el sudor de su frente, para mí que se 'españolizarán', enséñales la siesta y verás. Bueno... procuraré no ser cenizo. O hay una hecatombe nuclear y se va todo al guano (nada cenizo, eh?), rotando la tierra para que España gire en el Trópico de Capricornio o sea el nuevo Ecuador, o de una puñetera vez nos ponemos a funcionar como debe ser. Es más fácil hacer las cosas bien que mal; si las haces mal las haces dos veces, una mal y después otra bien (aparte de deshacer lo mal hecho). ¿Qué tendríamos que hacer para vencer al gen del trinque? ¿Cómo se extirpa?
Si al final saco la oposición (jua jua jua) procuraré contar cómo me va a los 5 años. No puedo asegurarlo, pero espero hacerlo en algún lado. Estas son mis reflexiones previas a las presiones y a las circunstancias, pobre iluso de mí.
Ah, por cierto. Igual que nosotros salimos para trabajar, yo les puedo señalar en la calle a quien iba a Berna los fines de semana y volvía con el abrigo lleno de carteras. Menos mitos de español bueno - inmigrante chungo.

8 comentarios:

  1. si es que dios nos libre de ponernos donde este el dinero
    bueno eso o cualquier cosa que sea vistilla para nuestros ojos y envidia a los demas
    ¡ oye por cierto ! el paratejo ese sabe la primitiva del sabado...lo digo por dejar la mala vida
    buen viento y mejor botin

    ResponderEliminar
  2. Soy de la misma opinión en cuanto a lo de Forum. El que en algún momento haya querido creer que dan duros a pesetas, es su problema.

    ResponderEliminar
  3. Que va Hawai, la maquina es mu guena, pero solo va pa atras.
    Antes iba mejor, pero intente entrar en la mente de Zapatero y se me escoñó, ese al que le he robao la mente es el yerno de Zapatero o algo así.

    saludo corsario mental

    ResponderEliminar
  4. Cuasar es muy facil, sal a la calle, para un taxista, da igual que sea el primero que pase,
    y le preguntas, jeje

    ResponderEliminar
  5. Así es Pepe, es más la gente se puso a comprar pisos para invertir a lo loco, sin querer pensar
    que contribuían a que los jovenes o los menos pudientes ya no pudieran tener acceso a una vivienda.

    ResponderEliminar
  6. Esperemos que todo acabe bien, sin fundamentalismos ni continuismo en la dictadura.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Sefirot piden democracia,tal vez la consigan, es un hito histórico, el fundamentalismo y la democracia no cuajan,¿sera este el principio de su fin?

    un saludo

    ResponderEliminar

Redes espaciales